Your browser either does not support JavaScript or you have turned JavaScript off.

Sala de prensa

Preparando las redes empresariales para el futuro con WiFi 6

Gonzalo Echeverría, country manager de Zyxel Iberia

La importancia de las redes y conectividad inalámbrica se ha puesto de manifiesto durante los meses de confinamiento y teletrabajo causados por el COVID-19. La nueva normalidad traerá consigo la demanda de conexiones inalámbricas rápidas y fiables en cualquier entorno. Esto impulsará la implementación de la próxima generación de WiFi, identificada como 802.11ax o WiFi 6. A pesar de que el WiFi 6 se recomendaba inicialmente para industrias y áreas como centros de transporte, hostelería, lugares públicos, universidades y escuelas, su estudio ha demostrado que prácticamente cualquier empresa con una creciente demanda de capacidad de red se beneficiará de ello. Gracias a WiFi 6, el rendimiento de internet en zonas concurridas o fragmentadas dejará de ser una preocupación, impactando positivamente en los sistemas internos de cualquier organización.

Sentar las bases

Implementar WiFi 6 aporta mayor velocidad y un gran ancho de banda a las empresas, permitiéndoles mejorar sus procesos. El primer paso en la implementación de la nueva norma consiste en evaluar la red actual y su cableado para asegurar que puede adaptarse a la mejora inalámbrica. Es posible que los cables de cobre que conectan puntos de acceso, routers y puntos intermedios no puedan soportar velocidades de transferencia de datos de mayor nivel. Para velocidades superiores a 1Gbps, el estándar mínimo recomendado es un cable Cat6. Sin embargo, WiFi 6 permite velocidades de 2,5 o 5Gbps. Por esta razón es recomendable el uso de estándares más altos como Cat6a, Cat7, Cat7a, o Cat8, para que la nueva infraestructura esté preparada para las necesidades a largo plazo.

El segundo paso será revisar las rutas de tráfico de red, switches y routers, para asegurar su compatibilidad con WiFi 6. Invertir en modelos de switches Multigig que soporten el estándar PoE++ permite proteger la infraestructura de red para el futuro. Aunque algunos puntos de acceso de WiFi 6 pueden funcionar con los estándares heredados de Power-over-Ethernet, esto podría limitar las velocidades a sólo 1Gbps.

El nuevo modelo de switch XS1930-12HP de Zyxel permite gestionar ambas situaciones de distintas formas. Por un lado, puede soportar un rendimiento de hasta 5 Gbps usando el cableado de cobre Cat 5e existente, con lo que n exige un cambio a fibra óptica para beneficiarse de WiFi 6. Para los que quieran aprovechar todo el potencial del nuevo estándar, el XS1930-12HP proporciona velocidades de hasta 10 Gbps a distancias de hasta 55 metros con cableado Cat6; y hasta 100 metros con Cat6A.

Actualización de los dispositivos conectados

WiFi 6 permite a cualquier dispositivo no certificado con el estándar 802.11ax conectarse a la red, aunque estos no podrán aprovechar todas las mejoras de conectividad. Las empresas pueden sacar el máximo partido de WiFi 6 de dos formas. Pueden invertir en tarjetas adaptadoras PCIe para ordenadores de sobremesa y adaptadores M.2/NGFF WiFi 6 para ordenadores portátiles, preparándolos para el nuevo estándar.

Como alternativa, las empresas pueden actualizar gradualmente los dispositivos de acuerdo con su calendario, sustituyen los teléfonos, ordenadores portátiles y de sobremesa de los empleados. Esto retrasará el salto al nuevo estándar, pero permite repartir el gasto mientras los equipos adaptados a WiFi 6 van entrando en el mercado.

Mejor gestión de las redes

La hiperconectividad que supone actualizar la red para que soporte un gran número de dispositivos supone mayor carga de trabajo sobre los equipos de TI y los MSPs. En 2019, ZK Research indicó que un 61% de los profesionales desconocen o no conocen bien qué dispositivos están conectados, problema que empeorará al conectar más dispositivos. Tener una visión completa de toda la red será imprescindible para que las empresas garanticen la seguridad de los datos.

Una gestión de la red centralizada y basada en la nube permite controlar la seguridad y las políticas de acceso remoto desde un único cuadro de mando, lo cual es esencial para el éxito de la implantación y la gestión de una red WiFi 6. Dado que el tamaño de estas redes puede alcanzar niveles sin precedentes, los profesionales deben disponer de soluciones de gestión eficientes que les permitan comprender las implicaciones de seguridad y los protocolos que será necesario utilizar.

Prepararse para el WiFi 6 es un reto para muchas empresas, incluso durante la crisis del coronavirus. Una red inalámbrica tiene la misma calidad que la red troncal alámbrica, y realizando ahora el esfuerzo de planificar la implementación de WiFi 6, se asegurará el éxito. Con un buen dominio de la tecnología y una sólida estrategia, el despliegue puede realizarse sin problemas y ni riesgos, permitiendo a los pioneros aprovechar las ventajas del nuevo estándar antes que los competidores.